Uno de los hábitos más saludables para nuestra piel es, sin duda, el dormir bien. Todos los estudios indican que lo recomendable es hacerlo al menos siete horas por noche, considerado el descanso un aspecto esencial para gozar de buena salud. ⠀⠀⠀

⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Es bien sabido que la falta de sueño puede afectar negativamente nuestro estado de ánimo y nuestro temperamento, ecuación de la que no se escapa nuestra piel, que puede sufrir también serias alteraciones por no descansar. Acá te indico algunas de las más importantes: ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
1. Alteración de la regulación normal de la piel: especialmente la termorregulación.

2. Secreción de melatonina y cortisol: al no dormir bien se producen cambios en los ritmos de la secreción de estas hormonas, las cuales pueden repercutir también en la piel.

3. Posible reactivación de enfermedades de la piel: con frecuencia la falta de sueño provoca estrés, lo que puede llevar a la reactivación de patologías dermatológicas.

4. La falta aguda de sueño produce una alteración de la barrera cutánea.

5.Una falta crónica de sueño o un sueño crónico de baja calidad se asocia con el envejecimiento prematuro de la piel y una peor respuesta a factores agresores externos.

¡Así que a dormir bien chicas!

Comments are closed.

Open chat
¿Querés hacer un pedido?